El ahorro de energía

Ventanas aislantes, ¿cuáles elegir?



Para aislar térmicamente su hogar de manera adecuada, también se requieren intervenciones específicas en los accesorios: se evita la pérdida de calor, con lo que se ahorra en la factura de la luz. En este sentido, le mostraremos qué opciones debe tomar para evitar la pérdida de calor, centrándonos especialmente en la elección de ventanas aislantes.

Las luminarias actualmente en el mercado son bastante eficientes en términos de aislamiento térmico; entre estos tenemos PVC, madera y aluminio. Evidentemente nos referimos a ventanas de doble o triple acristalamiento que permiten una mejor habitabilidad en el interior del apartamento ya que además garantizan un considerable aislamiento acústico. Cabe destacar que las pruebas clínicas han demostrado que mantener la contaminación acústica en niveles bajos mejora la calidad de vida. Las ventanas de doble o triple acristalamiento garantizan excelentes resultados también en este sentido.

Ventanas aislantes, cuales elegir
El PVC y el aluminio son los materiales preferidos: son resistentes a los agentes atmosféricos, considerando también el exterior de la ventana. La madera, un material noble y muy bello, no es muy eficaz con el paso del tiempo; se utiliza en forma laminar y muchas veces se combina con aluminio pero con el tiempo sufre ataques contundentes: el agua, el viento y la nieve pueden deformar el perfil y obligarnos a sustituir el marco interior o al menos a realizar una importante intervención de mantenimiento.

Ventanas aislantes, doble o triple acristalamiento
Como bien sabes, el doble o triple acristalamiento significa que entre un vidrio y el otro hay una cámara de aire, un espacio que actúa como aislante; en una ventana de doble acristalamiento, por ejemplo, el vidrio interno, el que participa en el calentamiento de la habitación, no es el mismo vidrio que encontramos afuera. Si hacemos una revisión rápida, encontramos que el interior suele ser más cálido en invierno y más fresco en verano: esto se debe a la habitación, el espacio de aire que se interpone entre los dos vasos.
Los vidrios preferidos son los templados, de múltiples capas, ya que garantizan un excelente aislamiento térmico y acústico. Los vidrios templados son capaces de evitar infiltraciones, humedades y empañamientos.

Ventanas aislantes, asignación de la clase energética del edificio
Otro aspecto importante que no debe pasarse por alto es la ventaja que se obtiene al reemplazar o modificar las ventanas de nuestro piso para instalar otras más efectivas en términos de aislamiento térmico. En este caso, la vivienda aumenta significativamente el nivel en la asignación de la clase energética además de que es posible obtener las exenciones fiscales previstas en estos casos.



Vídeo: Alto aislamiento acústico y protección a la intemperie - Ventanas FINSTRAL (Octubre 2021).