Búsquedas

Remedios naturales para el dolor de garganta



El dolor de garganta es un malestar que en su mayor parte se acompaña de ardor, ronquera, resfriado, tos, etc. En cualquier caso, todavía se puede tratar de forma segura con ingredientes naturales disponibles en casa; De esta forma evitaremos contraindicaciones por el uso de fármacos. Son recetas y procedimientos simples y fáciles de preparar, incluso para los menos experimentados; en este sentido, aquí hay algunos remedios naturales para el dolor de garganta para preparar en casa.

Remedios naturales para el dolor de garganta, miel
La miel es un alimento muy eficaz para los dolores de garganta; son capaces de eliminar las bacterias causantes de la infección gracias a sus propiedades beneficiosas. También es especialmente adecuado para fortalecer el sistema inmunológico. Dos cucharaditas de miel al día son suficientes para notar inmediatamente la diferencia.

Remedios naturales para el dolor de garganta. jugo de limon
Beber un vaso de agua con la adición de dos limones prensados ​​asegura una acción antibacteriana, además de la ventaja de ofrecer vitaminas energéticas al organismo y al sistema inmunológico. Hacer gárgaras con jugo de limón, al menos dos o tres veces al día, también puede aliviar el dolor de garganta. Volviendo en cambio al remedio anterior, a base de miel, puede agregar unas gotas directamente en la cuchara.

Remedios naturales para el dolor de garganta. las cebollas
¡La cebolla puede considerarse un verdadero antibiótico natural! Por supuesto, para algunos, su sabor puede resultar muy desagradable, pero no hay que olvidar que es un remedio muy eficaz para el dolor de garganta. En este sentido, podemos sugerir una infusión a base de su piel que consiste en dejarlas hervir en una taza de agua. Una vez que el té de hierbas se haya enfriado, cuele, agregue una cucharadita de miel y beba una taza en ayunas antes de acostarse.

Remedios naturales para el dolor de garganta. fumigaciones de eucalipto
Entre los remedios naturales para los dolores de garganta también encontramos las fumigaciones a base de eucalipto. Para prepararlo, basta con hervir una olla con agua, colocarlo sobre la mesa y verter tres gotas de aceite esencial. En este punto solo debes taparte el cuello con un paño y empezar a respirar el fuerte olor balsámico permaneciendo en esta posición al menos diez minutos. Repita la operación dos o tres veces al día hasta que cicatrice por completo.



Vídeo: Gárgaras y enjuagarse la nariz combaten el coronavirus, la paparrucha del día - Punto y Contrapunto (Diciembre 2021).