Búsquedas

Reglas básicas para una buena poda.


Aprender a podar en el jardín o en el huerto a través de la guía de un blog puede parecer complicado, sin embargo estamos convencidos de que algunos de nuestros consejos al respecto te resultarán valiosos. Veamos juntos el reglas básicas para una buena poda.


En primer lugar, una buena poda debe respetar siempre la forma natural de una planta; una planta bien formada además de ser hermosa a la vista también siempre da muchos frutos.

Reglas de poda, 4 consejos útiles
Antes de continuar, es bueno evaluar qué tipo de poda necesitas realizar, asegurándote de que el interior de cada árbol tenga la luz y el aire adecuados: los rayos del sol deben penetrar el follaje y el aire debe circular por todas partes.

¿Tiene el equipo adecuado? Sepa que necesita herramientas simples como tijeras, tijeras, guantes y una escalera. En este sentido, te recomendamos leer el artículo "Poda con la herramienta adecuada"
Antes de continuar con los cortes, será necesario desinfectar bien las herramientas para evitar transmitir enfermedades de una planta a otra. ¿Cómo hacer? Basta añadir un tapón de lejía a medio litro de agua y luego limpiar todas las cuchillas con una esponja. Una vez hecho esto, tendrás que afilarlos porque los cortes que vas a realizar deben ser limpios y precisos. Solo en este punto puedes empezar a podar.
Cada árbol o arbusto necesita una poda especial y personalizada, pero hay 4 reglas que se aplican a todas las plantas.

  1. Hacer el corte 3-4 mm por encima de la yema, ya que un corte demasiado cerca lo secará, mientras que un corte demasiado lejano dejará un muñón que con el tiempo se secará o pudrirá favoreciendo la aparición de infecciones.
  2. El cogollo por encima del cual se realiza el corte debe quedar preferentemente hacia el exterior: de esta forma la nueva rama crecerá en esa dirección, evitando intrigas innecesarias en la parte central de la copa, que en cambio debe permanecer abierta, limpia y bien ventilada
  3. El corte debe tener una inclinación paralela a la gema, para permitir que el agua se deslice, evitando el estancamiento y por lo tanto la pudrición cerca de la gema.
  4. El corte debe ser limpio y preciso, para ello es necesario disponer de unas tijeras muy afiladas: un corte deshilachado ralentiza la cicatrización de la herida y por tanto es más propenso a enfermarse.

Ciertamente estas reglas no han agotado un tema tan importante, en todo caso son pequeños consejos en los que empezar a pensar, antes de actuar. Estos son consejos universales válidos para todos los árboles frutales y de jardín. Además, sepa que cada corte no comprometerá irreparablemente la vida de su árbol; a lo sumo tendrás algunas frutas menos o tal vez un árbol un poco menos elegante.


Video: Cómo y Cuándo PODAR los cítricos: naranjo, limonero Capítulo 8 Curso básico de Jardinería. LdN (Octubre 2021).